Nueve datos acerca del closed caption que probablemente no conocías

Noviembre 11, 2015

Los subtítulos o captions se definen como la transcripción y traducción de diálogos, efectos de sonidos, indicaciones de música y cualquier otra información audible relevante, usados cuando el sonido no está disponible o es poco claro. Los subtítulos han mejorado la vida de muchas personas desde que se implementó su uso a principios de los 70. A continuación, presentamos algunos datos curiosos sobre los subtítulos codificados en la señal de televisión o closed caption y el proceso de subtitulado.

    1. Para la mayoría de la población mundial, el término subtítulo es equivalente a caption. De hecho, la traducción al español de la palabra caption es "subtítulo". Sin embargo, en los Estados Unidos y Canadá, estas dos palabras tienen significados diferentes. En estos países, los subtítulos están orientados a personas que pueden oir bien pero no entienden el lenguaje usado, no entienden un acento o partes del discurso debido a que el sonido o la pronunciación no son claros; mientras que los captions tienen como objetivo crear una descripción escrita de todo sonido significativo emitido en una transmisión ―incluyendo la información ajena al discurso― para personas con problemas auditivos.

    2. Los primeros subtítulos que fueron transmitidos por televisión tuvieron lugar en el año 1972 en el famoso programa "The French Chef" de Julia Child. Este programa, estrenado en 1962 y que ganó gran popularidad en la audiencia estadounidense, fue el primero en utilizar open captions o subtítulos abiertos en el inicio de los años 70.

    3. Los subtítulos cerrados o closed captions están codificados en la señal de televisión, por esto, pueden ser activados o desactivados de acuerdo a la preferencia del espectador. El primero programa con subtítulos cerrados se transmitió en los años 80.

    4. Como mencionamos anteriormente, los primeros programas subtitulados utilizaban un sistema de subtitulación abierta, lo que significa que los subtítulos eran visibles todo el tiempo y para todos los espectadores, a diferencia de los subtítulos utilizados en la actualidad, los cuales son cerrados o closed caption.

    5. Desde 1990 es obligatorio en los Estados Unidos que todos los televisores de 13 pulgadas o más incluyan un decodificador de subtítulos. En el año 2006, la Comisión Federal de Comunicación (FCC por sus siglas en inglés) decretó que todas las transmisiones de televisión abierta y por cable deben incluir subtítulos cerrados.

    6. El papel de los subtítulos cerrados ha evolucionado con el pasar de los años. Se ha descubierto que pueden ser usados como una herramienta educativa para personas que están aprendiendo a leer y para aquellos que buscan aprender un segundo idioma.

    7. De hecho, un estudio llevado a cabo, por la Oficina de Comunicación en el Reino Unido (Ofcom por sus siglas en inglés) indicó que el 80% de las personas usa los subtítulos cerrados por razones diferentes a dificultades auditivas. De acuerdo a Ofcom, aquellos que también se benefician de los subtítulos cerrados en ese país, son aquellas personas cuya segunda lengua es el inglés, usando los subtítulos para seguir más fácilmente lo que se dice en la televisión. Además, los subtítulos cerrados pueden ayudar a entender diálogos rápidos, acentos diferentes o para mejorar la comprensión cuando el ruido de fondo excede la voz de los hablantes. También pueden ayudar a mantener la concentración, mejorando la experiencia para espectadores con problemas de aprendizaje, déficits de atención como TDA o TDAH y otros. Los subtítulos también permiten a las personas poder disfrutar de videos en ambientes donde no está permitido o donde no es recomendable, como los hospitales o las bibliotecas.

    8. Los subtítulos cerrados pueden también codificarse en transmisiones en vivo, como eventos deportivos, ruedas de prensa, reportajes en vivo, y otros. Para lograrlo, reporteros entrenados para transcribir a alta velocidad (más de 225 palabras por minuto) se encargan de dar acceso a esta clase de transmisiones para las personas con problemas auditivos. Las personas que hacen este tipo de trabajo usan un estenógrafo. Curiosamente, el retraso con respecto a la palabra hablada es de solo 2 a 3 segundos.

    9. Si quieres entender un poco mejor porqué los subtítulos cerrados son tan importantes hoy en día, en el siguiente video una persona comienza a hablar el Lenguaje Americano de Señas, el video comienza sin audio ni subtítulos, luego, el video vuelve a empezar pero esta vez incluidos los subtítulos en inglés y una voz que narra lo que la persona está diciendo. De esta manera, aquellos que no tienen problemas auditivos pueden entender cómo se siente y qué experimentan personas con esta condición cuando ven televisión o videos sin subtítulos, sin poder entender con exactitud el mensaje que se quiere hacer llegar.

Te gustaría que tus videos sean accesibles a una audiencia más amplia, incluyendo subtítulos cerrados, o quizás necesitas servicios de transcripción y/o traducción de audio, puedes llamarnos al (305) 992-6756 o enviarnos un mensaje . Aquí en Caption iMAGE estamos para ayudarte ofreciendo servicios de calidad a precios accesibles.